Translate

lunes, 8 de julio de 2013

SIMÓN BOLÍVAR y ANTONIO NARIÑO en 1813


Sobre los refuerzos militares enviados en 1813 por el Gobierno de Cundinamarca en cabeza de su presidente Antonio Nariño, con el fin de brindar apoyo a la expedición que iniciaba Simón Bolívar en su patria, Venezuela:  
TROPAS Y PERTRECHOS.
1813. Mientras el presidente de Cundinamarca, don Antonio Nariño y Álvarez  redactaba la Declaración de Independencia de Cundinamarca en la ciudad de Santafé, Simón Bolívar daba en su patria  los primeros pasos para la conformación de sus tropas y  para este fin solicitó  apoyo a la Junta de Cartagena   que no pudo atender la solicitud y trasladó la petición a Tunja;   donde tampoco pudieron atenderla, recordemos que allí se habían concentrado los federalistas y acababan de sufrir una derrota en Santafé al tratar de tomarse la capital a sangre y fuego; Tunja se vió precisada a   remitir la petición de Bolívar al Presidente de Cundinamarca don Antonio Nariño y Alvarez; Al respecto, José María Espinosa, El Abanderado de Nariño y testigo entonces de estos acontecimientos, nos relata:
[...] Cuando el futuro Libertador que hacía campaña contra los realistas en el Río Magdalena por cuenta del gobierno de Cartagena, mandó a Tunja al Coronel José Félix Ribas a pedir auxilios al gobierno federal y al de Cundinamarca para rescatar a Venezuela, don Camilo Torres presidente del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, le envío el despacho nombrándolo Brigadier. Don Antonio Nariño, por su parte, dió a Ribas una columna de ciento veinticinco infantes, veinticinco artilleros y dos piezas de campaña que salieron de Bogotá para Cúcuta, a las ordenes del Capitán don José María Ortega y Nariño.Con los auxilios federales y cundinamarqueses pudo disponer don Simón Bolívar de la oficialidad más lucida con que contaba la Nueva Granada: Atanasio Girardot, Luciano D'Elhuyart, Francisco de Paula Vélez, José María Ortega Nariño, Antonio Ricaurte y Lozano, [Francisco de Paula Santander] y cuatro de los hermanos París-Ricaurte, Manuel, Antonio, Mariano y Joaquín [...] (tomado de Memorias de un Abanderado)

Oficio enviado por el brigadier Simón Bolívar al presidente del  Estado de Cundinamarca don Antonio Nariño y Alvarez:

Cuartel general de Cúcuta, 10 de mayo de 1813.
     
Excelentísimo señor presidente del Estado de Cundinamarca.

Excelentísimo señor:
   
Antonio Nariño y Alvarez
Tomado Archivos Internet
Tengo el honor de acusar a vuestra excelencia la recepción del oficio del pasado mes que se dignó dirigirme por conducto del coronel José Félix Rivas, que también ha puesto en mis manos copia de los tratados concluidos entre el soberano congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada y el supremo gobierno del Estado de Cundinamarca, con una relación de la artillería, pertrechos y municiones que vuestra excelencia se ha servido enviar para refuerzo de la expedición del norte. 

Doy a vuestra excelencia las más encarecidas y sinceras gracias por la honra que me hace en su comunicación y por los auxilios que la esclarecida generosidad de vuestra excelencia ha tenido a bien mandarnos en favor de la República de Venezuela, mi patria, que bien pronto contará el glorioso nombre de vuestra excelencia entre los de sus más ilustres bienhechores.
Las tropas de Cundinamarca que han llegado a este cuartel general más de cuatro días ha, aunque disminuidas en la mitad, han pasado ya con agregación de algunos soldados de Cartagena a la villa de San Cristóbal en Venezuela, en donde se va a hacer una reunión de tropas, que al mando del coronel José Félix Rivas deben ir a libertar de paso la provincia de Barinas para incorporarse después con el grueso de nuestro ejército en uno de los puntos del Estado de Caracas.
   La artillería, pertrechos y municiones de Cundinamarca que no han llegado aún, serán empleados en favor de Barinas, la cual deberá una gran parte de su libertad a las liberalidades de vuestra excelencia.
Simón Bolívar Palacios
Tomado Archivos Internet.
   ¡Oh!, ¡qué bello espectáculo se presenta, señor presidente, sobre el teatro del nuevo mundo que va a ver una lucha, quizá singular en la historia, ver, digo, concurrir espontánea y simultáneamente a todos los pueblos de la Nueva Granada al restablecimiento, libertad e independencia de la extinguida República de Venezuela, sin otro estímulo que la humanidad, sin más ambición que la de la gloria de romper las cadenas que arrastran sus compatriotas, y sin más esperanza que el premio que da la virtud a los héroes que combaten por la razón y la justicia!
   Vuestra excelencia será el primero que, penetrado del júbilo más puro, aplaudirá sus propias acciones, las de sus conciudadanos y, sobre todo, los magnánimos esfuerzos y sacrificios de los ínclitos guerreros de la Nueva Granada, con quienes voy a tener la dicha de combatir por la redención de Venezuela y gloria de estos Estados.
   Acepte vuestra excelencia los sufragios de mi alta consideración, respeto y gratitud.
   Dios guarde a vuestra excelencia muchos años.
   Cuartel general de Cúcuta, 10 de mayo de 1813
                                                                        Simón Bolívar

FUENTE EDITORIAL:
Gaceta ministerial de Cundinamarca. 3 de junio de 1813, t. II, No. 114, p. 540-541.