Translate

miércoles, 9 de enero de 2013

NARIÑO - 9 enero 1813 Federalistas y Centralistas : Batalla de San Victorino

9 de enero de 1813. Antonio Nariño y Alvarez y los ciudadanos de Santafé derrotan las fuerzas federalistas que pretenden, a sangre y fuego,  tomarse  Santa Fé

Antonio Nariño y Alvarez
Foto: archivos virtuales: Academia de Historia de Cundinamarca
Antecedentes
Después de los acontecimientos del 20 de julio de 1810 en Santa Fé y de la proclamación del Acta Magna, Nariño, que  se encontraba confinado en la inhumana cárcel de Cartagena y que en aquel año completaba  16 años de prisión por la Traducción de Los Derechos del Hombre, [ efectuada en 1793 y  encarcelado en Agosto de 1794]   fue liberado por los patriotas hacia el mes de septiembre de 1810, no obstante,  sólo hasta  diciembre logró regresar a la capital no sin antes  superar incontables dificultades, entre ellas, la petición expresa a la Junta Suprema que elevaron su esposa doña Magdalena Ortega,  don José María Carbonell y numerosos de sus partidarios que se presentaron ante La Junta solicitando que se cubrieran los gastos del retorno del Precursor a Santafé; acción con la que consiguieron por fin que la Junta accediera a sufragar el retorno de Nariño a la capital.  Nariño ingresó a Santafé el 8 de diciembre de 1810 y el día 22 del mismo mes es nombrado Secretario del primer Congreso Neogranadino y como su asesor  el abogado  Crisanto Valenzuela Conde.
El Congreso comisionó a Nariño  para iniciar la redacción de La Primera Constitución de Cundinamarca, y a partir de este momento surgen al interior del Congreso  las contradicciones ante el contraste de tendencias y las ideas entonces se enfrentan; Camilo Torres y sus seguidores eran partidarios de  la Confederación  de  Provincias, para que las provincias quedaran como estaban,  en tanto que otro grupo promulgaba la necesidad del Centralismo para fortalecer el Poder del Estado y sus instituciones ante cualquier contingencia;  Antonio Nariño hacia observaciones sobre la vulnerabilidad  del gobierno y del territorio y manifestaba que no sería posible fortalecer el estado con  una nación confederada y que debía pensarse  una posible reacción de reconquista por parte de España;  proponía a cambio, la organización de una nación unida y centralizada con representantes de cada provincia.
Jorge Tadeo  Lozano proponía que sólo se conformasen 4 grandes provincias, Torres Tenorio rechazaba esta idea pues desaparecerían muchas provincias y Nariño trabajaba por la unión. Así,  En marzo de 1811 se promulga la primera constitución de Cundinamarca, que seguía reconociendo al Rey pero instaba al monarca a gobernar personalmente Cundinamarca, el Congreso aprobó la Constitución y fué elegido presidente Jorge Tadeo Lozano. 
,
14 de julio de 1811
primer número de la Bagatela
Archivos virtuales Blaa
 El enfrentamiento entre los miembros del Congreso tiende a  agudizarse cada día; Nariño   como el ave fénix, ha resurgido  fortalecido en el ámbito político y, publica  el 14 de Julio de 1811, día en que se completaban 22 años de la toma de La Bastilla, y fecha que se toma como inicio  de  la Revolución Francesa, el primer número de su periódico La Bagatela, impreso por su cercano amigo Bruno Espinosa de Los Monteros.
Desde La Bagatela Nariño   defiende el Centralismo, explica a la opinión el peligro al que se expone  la patria si se instaura la federación y  argumenta la necesidad de la unión nacional. 
El resultado de la posición de Nariño provoca que  pueblos de distintas provincias se desliguen de estas y se anexen a Cundinamarca; Camilo Torres se traslada a Tunja a liderar los Federalistas y su proyecto de Provincias Unidas mientras desde allí mismo combate  las ideas de Centralismo de Nariño; Jorge Tadeo Lozano en septiembre  renuncia a la presidencia  y el Congreso vota y elige a Nariño presidente interino.
Carracos y Pateadores
En Santafe aparecen pasquines en detrimento del Centralismo y de Nariño, los seguidores arrancan dichos pasquines y los pisotean por lo que los federalistas los denominan "pateadores" mientras estos llaman "carracos" a los promotores de los pasquines; de allí se deriva el nombre de "Carracos" para los Federalistas  y "Pateadores" para los Centralistas.
En noviembre se programan nuevos  comicios;  como puede observarse, unas provincias apoyaban a Torres y otras a Nariño. En diciembre del mismo año 1811, Nariño es confirmado Presidente de Cundinamarca. El Presidente Nariño convoca de inmediato los delegados de Santa Fé, que entonces se denominaban la Junta de Padres de Familia, y estos aconsejan un pacto con Tunja; se reunen en Ibagué y Tunja accede a firmar el pacto después de efectuar modificaciones unilaterales, tales como: que todos los pueblos que se hayan anexado a Cundinamarca deben contar con la aprobación  de Tunja. El Colegio electoral de Santa Fé rechaza las modificaciones, las ciudades de Chiquinquirá, Villa de Leyva y Sogamoso se anexan a Cundinamarca y Tunja liderada por Torres Tenorio decide enfrentar militarmente a Santa Fé.
El presidente Nariño con el fin de que se  respeten los límites de Cundinamarca incluidas  las nuevas anexidades; envía las tropas de Cundinamarca comandadas por Antonio Baraya, Joaquín Ricaurte y Francisco José de Caldas, presentan oposición las provincias de Casanare y Pamplona y amenazarn con anexarse a Venezuela si Baraya no accede a la petición que hace el gobierno de  Tunja, de trasladar  el ejército de Cundinamarca bajo la jurisdicción de las Provincias Unidas; Baraya cede y traslada todas las tropas   de Cundinamarca bajo  la  autoridad del gobierno de Tunja.  Nariño como presidente se ve obligado a defender la soberanía y el gobierno, logra reunir una tropa de escasos 800 hombres mal armados y marcha sobre Tunja y la ocupa. El brigadier Pey, comandante de las fuerzas de Nariño es derrotado en Santa Rosa cuando sale en persecusión de Juan Nepomuceno Niño; Nariño entonces se ve forzado a firmar un tratado y se programa la reunión de representantes de los Congresos en Villa de Leyva y regresa a Santa Fé.