Translate

sábado, 26 de febrero de 2011

TOPAIPI - Cundinamarca






Apuntes de Historia

TOPAIPI Aldea ancestral habitada en tiempos prehispánicos por la comunidad nativa de los Colimas. Al Sol lo llamaban padre,  a la Luna madre  y al espiritu que dio inicio al mundo lo llamaban Are .


Topaipí Antigua
Foto: Archivos Municipales
El significado de Topaipí: To - asociado a hendiduras, hondo, quebrado.-  PA - a parientes; - ai, a lejano, PBI,(PI) a muchos.
De acuerdo a lo anterior puede inducirse que tendría el siguiente significado: pueblo de parientes en tierras lejanas, hondas y quebradas.
Sus antiguos pobladores se llamaban a sí mismos Tapaces cuyo significado según Acosta Ortegón es "tierra ardiente".  Los estudios mencionan que bajaron por la ribera derecha del Río Magdalena y poblaron montañas y valles junto con los muzos. La frontera entre muzos y colimas iniciaba en el alto Chaquira y terminaba en el alto de Carancha. 
Los  cronistas refieren  que Los Tapaces  decían que el  nombre de Colimas le fue asignado por los Muiscas y significa "Guerreros crueles". Los Muzos, Colimas y Panches, pertenecían a la familia Karib. Las investigaciones sobre migraciones  karib mencionan que seguían las cuencas de los ríos. Las evidencias materiales de sus asentamientos  se remontan al siglo XII (aprox. año 1.160).


En  la conquista,  Los  nativos de la zona son referidos como "las belicosas tribus del país de Muuzuua" que presentaron  denodada resistencia y  los españoles  necesitaron emprender  varias  expediciones, las primeras sin resultados y con apreciables bajas entre los conquistadores pues muchos cayeron    muertos por las mortales flechas de muzos y colimas. 
Dominado finalmente el territorio,  los hispanos efectuaron el repartimiento  de tierras y de indios. Las tierras de Los Colimas junto al repartimiento de La Palma fueron adjudicados en el año de 1568, al conquistador Pedro del Acebo Sotelo secretario de Quezada y quien antes había disfrutado de  la encomienda de Suesca. La asignación de la encomienda se hizo mediante Acta del 10 de enero del año citado,  que firmó  el presidente Andrés Díaz Venero de Leyva.
Topaipí Actual
Archivos del municipio
El encomendero Sotelo contrajo matrimonio con Ana Núñez y de sus hijos: Ana María Sotelo  caso con Gabriel Gutiérrez; hija de estos Catalina Sotelo y Gutiérrez. Su hijo mayor Lorenzo Sotelo, sucedió en el título de encomendero de La Palma y Los Colimas.


TOPAIPI EN LA INDEPENDENCIA
Las derrotadas tropas realistas huyendo de Boyacá y evadiendo  la persecusión de los ejércitos patriotas, acamparon en Topaipí, como lo demuestran documentos compilados por el historiador Juan Friede. 
Don Juan Friede en el documento No.54, de su Recopilación Documental de archivos Españoles, nos refiere  las actividades de los los españoles evadiendo la persecusión de los ejércitos patriotas a quienes llamaban rebeldes, en los días posteriores  a la Batalla de Boyacá:
"Agosto, Día 10. A las 6 de la tarde se recibió aviso de que una tropa de los rebeldes (patriotas criollos) de caballería e infantería habían llegado a las 12 de aquel día a Copeles, en persecusión nuestra. Día 11. A las 6 de la tarde hemos llegado a una casa situada en la montaña. Día 12, al amanecer de este día salimos de este punto y a las 6 de la tarde llegamos a Topaipí, que lo son unas tres o cuatro casas. Día 12, al amanecer de este día hemos salido de Topaipí y a las 12 hemos llegado a Las Palmas"
El territorio de Topaipí integró el Cantón de La Palma, el Departamento de Guaduas y actualmente como municipio integra la provincia de Ríonegro en el Departamento de Cundinamarca. Conmemora fecha de Fundación el 2 de Febrero.


lunes, 7 de febrero de 2011

UNE .- Apuntes de Historia



El territorio de Une integraba en tiempos muiscas  el  Cacicazgo de Ubaque y este formaba parte de la Confederación Muisca de Bacatá. 
Los  cronistas mencionan  que en tiempos más remotos,  el Cacique Ubaque fue un aliado del Zaque de Tunja, alianza que finalizo   Hacia 1470 cuando los ejércitos del Zaque  y del Zipa se enfrentan por el territorio. La contienda culminó con la  victoria    del Zipa Saguamanchica, y el Cacicazgo de Ubaque paso desde entonces  a  conformar el Zipazgo de Bacatá.
Panorámica de Une
Foto de Julio Flórez
Al registrarse la invasión hispánica, durante el período  de  conquista,  las tierras de Bacatá y Hunza junto con sus nativos pobladores, fueron las primeras en ser distribuídas entre los conquistadores. 
El primer conquistador que recibe  en Une tierras en encomienda fue Diego Romero, también llamado  Diego Romero de Mendoza, quien había llegado a Santa Marta con   Pedro Fernández de Lugo en 1535. En Santa Marta, Romero se alista en la expedición   que   el Adelantado Gonzalo Jiménez de Quezada proyectaba hacia el interior y bajo las órdenes de Quezada    ingresa a las tierras del altiplano en 1536.
Diego Romero falleció en 1592. Fue encomendero de Une y de Ingativá (hoy Engativá).  Contrajo matrimonio con María francisca de Aguilar, de quien tuvo tres hijos, Melchor, Francisca y Diego Romero de Aguilar, que sucedió en el título de encomendero. A finales del siglo XVI, figuran  en Une registros  de   encomienda  a nombre de Alonso Gutiérrez Pimentel.
Gutiérrez Pimentel  era el encomendero de Queca (en Sopó) y es probable que su encomienda en Une fuera el resultado de la dote percibida por su matrimonio con Francisca Romero de Aguilar. 
Hacia  1600, el visitador Luis Enríquez atiende una solicitud de   los encomenderos que solicitaban nuevos repartimientos pues se encontraban  inconformes  con las disposiciones del Inspector y Visitador MIguel de Ibarra que años atràs había delimitado y entregado resguardos a los indios.  Enríquez autoriza nuevas reducciones y distribución de indios, medidas que liberan los  resguardos asignados por Ibarra. En está época Gutierrez Pimentel traslada   indios   de Queca a  su  encomienda de Une. 
El Visitador ordena la ejecución de algunas obras públicas para lo que demanda el trabajo de indios de las encomiendas;  Gutiérrez Pimentel se niega a cumplir esta orden de Enríquez, y  como represalia Enríquez le inicia un juicio, confisca las encomiendas de Une y Queca-Cueca, y ordena la ejecución de Gutiérrez Pimentel. Años más tarde el Consejo de Indias siguió un juicio a Enríquez por esta y otras disposiciones arbitrarias.
Posteriormente, Diego Gutiérrez Pimentel hijo de Alonso y Francisca y nieto de Diego Romero de Aguilar, antes citado, reclama como sucesor y recupera las tierras de Une y Queca-Cueca, reuniendo así   bajo su dominio personal  tres encomiendas: Une,  Queca  e Ingativa.
La fundación de Une, según  registros del municipio,  se  realizó  el 23 de febrero de 1538,  siendo su fundador  el primer Diego Romero, que además fue su primer encomendero. El municipio de Une integra la provincia de Oriente, junto con los municipios de Ubaque, Quetame, Gutiérrez, Guayabetal, Fosca y Fómeque .




 pro

sábado, 5 de febrero de 2011

CENTENARIO DE RUFINO JOSE CUERVO

Fragmento del discurso de Fernando Vallejo..

"...Voy a contar ahora una historia hermosa con final triste que empieza hace 40 años, cuando llegué a México, y acaba catorce años después, en el terremoto que me tiró el piano a la calle, un Steinway, y me tumbó la casa mientras zarandeaba a la ciudad de los palacios como calzón de vieja restregado por lavandera borracha. Me habían ponderado mucho las librerías de anticuarios que hay en las calles de Donceles y República de Cuba en el centro, inmensos cementerios de libros viejos, de libros muertos, y por desocupación fui a conocerlas. Entro a una de tres pisos, enorme, le echo un vistazo ¡y qué veo! Un par de libros grandes que me llaman desde un estante: los dos tomos de la edición francesa, la primera, y por casi un siglo la única, del Diccionario de construcción y régimen de la lengua castellana de mi amado paisano que dejó en él media vida, impresos en París por Roger y Chernoviz bajo su cuidado y pagados con su plata, corrigiendo el pobre durante años, día y noche, erratas y más erratas en una jungla de letras menuditas y mil signos tipograficos: el uno de 1886 y el otro de 1893. Fue el destino, señorías, la Divina Providencia como lo llaman ustedes, y yo estoy equivocado, siempre he estado equivocado, y ustedes tienen la razón. Son dos volúmenes en octavo y a dos columnas compactas: el primero con las letras A y B, de 900 páginas; y el segundo con las letras C y D, de 1348 páginas. Pensé en Wojtyla, Juan Pablito, el muy amado, y me lo imaginé curioseando en una tregua de sus viajes en los archivos vaticanos y que se encuentra ¿qué? La carta de Cristo a Abgarus, el toparca, el rey de Edesa, de la que nos habla el obispo Eusebio, el primer historiador de la Iglesia, escrita en siríaco (una especie de arameo), diciéndole que no va a poder ir porque lo está llamando el Padre Eterno, pero que le va a mandar a uno de sus discípulos, muy confiable, para que lo cure. Casi caigo muerto. "¿Y cuánto valen los dos tomos, señor?" –le pregunté angustiado al librero, sabiendo que no tendría nunca con qué pagarlos. "Tanto" –contestó el viejo malhumorado: una bicoca: respiré. Saqué humildemente los billetes del bolsillo de mi ropa rota y se los di. Me está volviendo a palpitar el corazón descontrolado ahora y se me van a volver a salir las lágrimas. Apreté los dos volúmenes contra el pecho, salí y me fui, a mi casa, a guardar como un tesoro mi tesoro."
ver mas... 
http://www.banrepcultural.org/blog/noticias-de-la-biblioteca-luis-angel-arango/discurso-inaugural-por-fernando-vallejo