Translate

viernes, 21 de julio de 2017

VIANI Tradición Cultural y Artística

Por:  Jorge Augusto Hernández R
Conmemoración efemérides 153 de Vianí
¡Salud Vianí! A los rítmicos y acompasados acordes que expresan el sentir de un pueblo, tus hijos te saludamos porque sentimos y compartimos contigo la alegría de celebrar tus ciento cincuenta y tres años de vida jurídica [1853 - 2006]  como municipio, de tu glorioso pasado y de tus hitos que han hecho camino no solo en el concierto municipal, sino departamental y nacional.
Tomado: Archivos Internet.
Desde siempre supimos de ti, de tu estado embrionario hace dos siglos y medio. ¡Sí desde hace doscientos cincuenta años! Haz sido un pueblo altivo, gallardo, noble y generoso porque conservando tu identidad haz sabido defender tus valores éticos y morales. Eres el producto infatigable de nuestros atávicos pobladores que asentándose en estas tierras fueron haciendo casa, hacienda, hogar tras vencer agrestes greñas y tupidos montes para abrir caminos y llegar a la tierra de promisión, eres legado de nuestros ancestros con sabor a patria que con orgullo sabremos conservar.  
Fuiste forjado con vocaciones culturales, artísticas, de libertad e independencia cuando nuestras familias raizales se fueron asentando en estas tierras del "Valle de las Tapias" conformando el centro poblacional más densamente habitado de nuestro progenitor el pueblo Panche de Bituima del que da cuenta en 1752 el capitán de Granaderos don Manuel Sánchez Osorio Corregidor y Justicia mayor de la provincia de Tocaima y Mariquita, en su informe fechado en el pueblo de Bituima el 17 de febrero, en el que sugiere:
"... ante lo ruinoso del actual poblado, demoliéndose el pueblo de Bituima quedaría convertido en parroquia de gente española y esta se podría fundar en un sitio que llaman las Tapias en donde por sus abundantes aguas y su buen temperamento y en el camino real que viene de la ciudad de Tocaima a la de Mariquita y a varios puertos del Río Grande de la Magdalena, para embarcarse a la Villa de Honda que continuamente está traficando"
para fortuna nuestra, la propuesta del envíado del rey fue prontamente olvidada y por tanto la posibilidad de ser sede de la cabecera del Distrito de Bituima quedó aplazada indefinidamente hasta cuando el Cabildo Parroquial de Bituima en angustiosa proclama fechada en dicho pueblo, cien años más tarde, el 26 de marzo de 1851 y con la firma del presidente del Cabildo don Flavio S. Torrente Plata solicita a la Gobernación de Bogotá, de quien ahora depende administrativamente, la "traslación" (sic.) de la cabecera de su Distrito, es decir el de Bituima, al llano de las Tapias reforzando el contenido de su solicitud con el ofrecimiento, hecho supuestamente por el ciudadano José Fernando Emiliano Bonilla Millán, de ceder parte de unas tierras, que él allí posee, para el área de población de la nueva sede de su natal Bituima.
Biblioteca Luis Ángel Arango
La Gobernación de Bogotá accede, seguramente mediante "filantrópicos procedimientos", a satisfacer las pretensiones del Cabildo Parroquial de Bituima, provocando con ello el rechazo de los pobladores de Las Tapias, quien al unísono, aunados en su amor y sentido de pertenencia al terruño y poblado que han venido conformando, conjugan sus esfuerzos como expresión de querer ser libres e independientes, con el concurso del General Mateo Viana inician una cruzada que les permitirá convertirse en un nuevo Distrito. Las condiciones políticas y militares le son favorables. La provincia del Tequendama con capital La Mesa, compuesta por los Cantones de Tocaima, La Mesa y Fusagasugá, debe darse su nueva Constitución y ello ocurre el 5 de noviembre de 1853 quedando la Provincia conformada por 21 Distritos Parroquiales y ahí está el de Bituima que verá reducida su área territorial al segregársele parte de su territorio por cuanto la Legislatura Provincial de Tequendama mediante la Ordenanza 040 del 11 de noviembre de 1853 divide en dos el Distrito de Bituima y crea el Distrito número 22 de la Provincia al que llamará Vianí como homenaje de reconocimiento y gratitud al General Viana en el logro de tan anhelado sueño. Vianí Distrito Libre, soberano e independiente de Bituima y con un futuro de promisión como reto para todas nuestras generaciones.
Aunque la felicidad y la alegría de esta celebración colman todos los rincones de nuestro espíritu, es perentorio que volvamos a la realidad. Hemos recorrido poco más de siglo y medio en la historia de nuestro departamento y nos esperan grandes retos, enormes responsabilidades y el compromiso indeclinable de ser guardianes de nuestra identidad municipal, de nuestra heredad, de nuestra memoria histórica, de nuestro patrimonio, de luchar por nuestra supervivencia como unidad político-administrativa dentro del Departamento y ello no será tarea fácil si lo intentamos dispersos, atomizados, a título personal. ¡No! la misión será exitosa, si como todos nuestros decanos raizales  aunamos esfuerzos, voluntades y propósitos para consolidar y llevar a nuestro municipio  al sitial de honor que la historia le tiene reservado. 
para celebrar tus 153 años [1853 - 2006]  la colonia vianiceña residente en Bogotá, tus natales vianiceños y nuestro párroco Manuel Penagos Plazas hemos organizado este primer
Artesanías en Totumo -
imágenes internet
Salon de Arte Vianiceño como homenaje y regalo de aniversario en este 11 de noviembre de 2006 al que se unen la Academia de Historia de Cundinamarca representada hoy aquí por su presidente doctor Jorge David Rubio Rodríguez y el doctor Ernesto Campos García presidente del Centro de Historia de Zipaquirá y el alcalde del pueblo hermano de Bituima señor Máximo Millán Bonilla.

Las obras de trece artistas, todas mujeres, engalanan este Primer Salón que reúne más de 50 trabajos artísticos representados en óleos, acuarelas, collages en lana y cuadros en plastilina, artesanías en totumos y madera, esculturas, manualidades y pinturas en tela, tejidos en lana realizados desde el año 1885 hasta nuestros días.
El óleo de Juana  Buanventura Pardo de Ramírez fechado en 1885, de autor desconocido, preside este salón acompañada de las obras de su nieta Rosario Rubio Ramírez, de su biznieta Ana Victoria Ramírez, de Ana Hernández Encizo y de Georgina Cruz Toquica, conforman el grupo de trabajos más antiguos y abarca del año 1885 al año 1930.
El grupo de obras que cubre nuestro periplo artístico de 1930 hasta nuestros días se inicia con los collages en lana, cuadros en plastilina y artesanías en porcelana de Teresa Pradilla de Mojica, acompañados de los collages de Margot Pardo de Basto. Los óleos del Salón pertenecen a Marina González de Torres, Gloria Astrid Hernández y Claudia Victoria Téllez Hernández que presenta ademas algunas de sus esculturas. Carmenza Hernández de Carrillo nos ofreció sus artesanías en totumos, así como  acuarelas   en tela y cartulina. Las manualidades en tela y lana son de inspiración de Lucía Téllez de Vélez y Marcela Téllez Hernández y las artesanías en madera pertenecen a Gloria Astrid Hernández y a sus hijas Claudia y Marcela Téllez. Cierran las obras de estas hijas de Vianí  los porcelanatos de Elvia Pradilla Hernández, que los realizó, a sus noventa años, expresamente para esta ocasión.
Las puertas del Aula Máxima de nuestro solariego Viani siguen abiertas para que a ella acudan todos nuestros coterráneos a ofrecernos lo mejor de sus vocaciones y realizaciones en el campo de la cultura, del arte, de la ciencia, del saber y ante todo la demostración de que en su alma anidan sólo propósitos de contribuir a la grandeza y al progreso de este terruño tan ligado a nuestras tradiciones y afectos.
Jorge Augusto Hernández: Autor del Libro “Historia de la Provincia de Vianí”. Miembro y Vicepresidente de la Academia de Historia de Cundinamarca.