Translate

sábado, 1 de agosto de 2009

SOPO - Ancestros

Los ancestros de Sopó 2 Por Ruth Bohórquez Miércoles, 22 de Julio de 2009 14:50
Los vestigios humanos que hasta ahora registran mayor antiguedad en el municipio, corresponden a una secuencia cultural desarrollada en  la Etapa Formativa, que en nuestro contexto evolutivo se ha denominado Período Herrera y su   datación aproximada  es  de 3000 años a.p. 
Los vestigios del Período Herrera en Sopó, evidencian un poblamiento anterior  al período Muisca y sitúa como  primeros pobladores del valle  soposeño a los habitantes del período Herrera.
Vasijas Muiscas de Sopó
Tomado de: Sopó Historia Mitos y Muiscas
Con relación a la cultura   Muisca del altiplano, es importante conocer que los registros de su poblamiento en  las sabanas, mesetas y valles andinos, datan aproximadamente desde el año 700.  En Sopó el arqueólogo sueco Gustaf Bólinder en el año de 1935  localizo en el sitio "Altamira" evidencias del  poblamiento temprano de los muiscas.  “Altamira” es una zona que en tiempos muiscas perteneció a  la ancestral Queca-Cueca.
Collar Muisca
tallados en piedra
La excavación dirigida por Bolinder, registró 42 tumbas,  dos de ellas con entierro múltiple, una con 5 cuerpos y otra con 3. Probablemente estas tumbas de entierro múltiple contenían los restos de los Sybyntibas y su familia.  Las otras presentaron restos de un solo cuerpo. Las practicas de inhumación que presentaron las tumbas de Sopó, tienen similitudes con otros hallazgos en  la sabana que  también corresponden   al Período Temprano Muisca. 
Las características destacadas  por Bolinder en el cementerio Muisca de Sopó son entre otras: su cercanía a la quebrada, la profundidad de las tumbas de aproximadamente 1.80 metros, el ajuar funerario, vasijas ceremoniales pintadas en colores rojo y negro, adornos como collares tallados finamente en piedra, copas musicales entre otros utensilios y por cada cuerpo un chorote. Una de las copas llamó la atención del arqueólogo, pues al mover la pieza, esta emitía desde su base un sonido que fue descrito como tintineo o cascabeleo musical. 
Cacique Sopó
Facsímil
Figura Urna Ofrendataria
Hallazgo Bólinder Altamira
Sopó - 1935
Otro hallazgo de suma importancia para la prehistoria de Sopó, fueron dos Urnas Ofrendatarias de estilo antropomorfo, localizadas en un lugar no muy distante del área del cementerio y con mayor cercanía  a la cima  de la montaña. La mayor cercanía a la cima,  indica  que  la montaña de Altamira era un sitio ceremonial y sagrado para los Muiscas de Queca-Cueca, donde depositaban los pagamentos a la madre tierra.
 De las urnas de Queca según los registros de la excavación, sólo una contenía ofrenda, en tanto que la otra se encontró vacía. La urna que contenía la ofrenda, tenía una figura con un báculo en la mano. 
El báculo o bastón dentro de la simbología muisca significaba respeto y jerarquía y según las leyes, el báculo sólo podía ser utilizado por el Jefe o Cacique de una Aldea. De acuerdo a lo anterior   La Urna de la figura con báculo  necesariamente correspondía a una ofrenda o pagamento del Jefe Sybintyba de Queca. 
En cuanto a la segunda Urna, surgen algunas preguntas: por ejemplo: ¿por qué los muiscas depositaron una urna ofrendataria vacía?, acaso   alguien se anticipo a “recolectar las ofrendas”?. Sobre  los rituales de pagamento, sabemos que  eran sagrados y por tanto las urnas jamás  se "entregaban" o devolvían a la tierra vacías, pues el ritual significaba agradecimiento y/o pagamento de la colectividad y las urnas, según los cronistas, eran depositadas rebosantes de ofrendas!. 
Enlace relacionado:
http://ruborpuebloscundinamarca.blogspot.com/2009/05/fundacion-de-sopo.html
http://ruborpuebloscundinamarca.blogspot.com/2012/03/sopo-1896-decreto-presidencial.html