Translate

lunes, 18 de mayo de 2009

EL GENERAL FRANCISCO DE PAULA SANTANDER


"E1 último día de mi vida será el primero en que la Nueva Granada no me verá ocupado de su independencia, de su honor y de sus libertades”
 En este mes de abril, se conmemoraron 221 años del nacimiento  del insigne “Hombre de las Leyes” y “Fundador Civil de la República” General Francisco de Paula Santander y Omaña. 
 Nació en la Villa del Rosario de Cúcuta el 2 de abril de 1792, hijo del gobernador Juan Agustín Santander y Colmenares y doña Manuela Antonia de Omaña y Rodríguez. Permaneció junto a sus padres en su ciudad natal hasta  1805, año en que es enviado a Santafé bajo la protección de su tío el canónico Nicolas Mauricio de Omaña y Rodríguez. En Santafé inicia  estudios   en el Colegio de San Bartolomé  y recibe en 1808 el  grado de bachiller en Filosofía;  en ese mismo año se inscribe en la Universidad Santo Tomás para cursar estudios de jurisprudencia, que según sus biógrafos se encontraba culminando en 1810,  puesto que  el 11 de julio había presentado su último examen sobre práctica forense.
 El 20 de Julio de 1810 ante los acontecimientos de la Plaza Mayor, se presenta como patriota voluntario ante la comisión militar de la Junta Suprema,  que autoriza su   vinculación al ejército y en Octubre ingresa  al Batallón de Infantería de Guardias Nacionales, que le otorga el nombramiento de  subteniente Abanderado. 
1792-1840
(Foto: archivos internet)
En 1811 integra el ejército de la República que el presidente don Antonio Nariño y Alvarez conforma  y luego en 1812  bajo  el mando del Capitan Antonio Baraya, comandante del ejército de Cundinamarca,  el grueso del ejército se adhiere a la ciudad de Tunja, desde donde  Camilo  Torres Tenorio lidera los Federalistas y pretende con este mismo ejército,  tomarse la ciudad de Santafé fortín de los Centralistas.  
En 1813, a comienzos del mes de enero, el ejército proveniente de Tunja asedia por distintos flancos a la capital pero los hombres  dirigidos por Baraya encuentran una  férrea resistencia y son sorprendidos por   los Santafereños, quienes dirigidos por el presidente  Antonio Nariño derrotan el ejército Federalista y toman numerosos prisioneros, entre ellos al joven Capitán Santander que resulto herido. Este Combate se registró el 9 de enero de 1813, y quedó registrado en la historia como el combate de San Victorino  escenario de la primera guerra civil.
En este mismo año de 1813, recuperado de sus heridas, recibe órdenes del presidente Nariño, para integrar un contingente que se desplazará  a Venezuela como fuerza de apoyo a Bolívar que entonces iniciaba sus luchas por la independencia. 
 En Venezuela junto a Manuel del Castillo y Rada y demás patriotas granadinos, lucharon aguerridamente en las campañas de  Bolivar que llegaron hasta inmediaciones de Cúcuta, y en las que el joven militar Santander  despliega a favor de la causa patriota sus aptitudes como estratega, como organizador y lleva a cabo brillantes acciones que le merecen el reconocimiento de Sargento Mayor General y luego de Coronel en  junio de 1814. Ante Las noticias de La Campaña de reconquista española 1815-1816, al igual que otros militares como Serviéz, toma la decisión de dirigirse al Casanare,  con el propósito de reorganizar  y fortalecer el ejército patriota, y al que más tarde se une Bolívar. En la inmortal Batalla del 7 de agosto de 1819 Francisco de Paula Santander con el grado de General y comandando la División de Vanguardia del Ejército Libertador, derrota definitivamente las tropas realistas.
Uniforme del General Santander
Colección Museo Nacional.
El General Santander en la Batalla de Boyacá, fue reconocido hasta por sus propios contradictores, como el baluarte  fundamental en la victoria de Boyacá   junto a su ejército de vanguardia, y  como  el “Organizador de la victoria” pues fue quien diseño la ruta hacia Boyacá y la estrategias para cercar a los realistas
En el congreso de Angostura celebrado en septiembre de 1819, se aprueba la ley  de la República en que por ausencia de recursos en efectivo, esta se obliga a pagar los salarios adeudados al ejército libertador con bienes confiscados y baldíos del patrimonio nacional. Es así como todos los generales, coroneles y demás miembros, inclusive hasta los soldados del ejército libertador, reciben de acuerdo a su jerarquía propiedades territoriales, entre ellos los generales Santander y Bolívar. La propiedad entregada al General Santander, fue la Hacienda Hatogrande localizada en el municipio de Sopó en la vereda de su mismo nombre y que actualmente es La Casa Campestre de los Presidentes de la República de Colombia. 
El General Santander amplió la hacienda de Hatogrande, desarrolló negocios de ganadería y conservó la propiedad hasta el último día de su vida;en tiempos del General Santander, dicen los registros,  Hatogrande fue centro de reuniones y albergó ilustres huéspedes como el Libertador Simón Bolívar, a otros generales de las huestes libertadores y hasta un sobrino de Napoleón Bonaparte que lo visitó, cuando se efectuaron con Francia las primeras reuniones sobre el Canal de Panamá.
Luego de la Batalla de Boyacá, el General fue elegido Vicepresidente, y Bolívar para poder continuar con sus campañas libertadoras le encargó la presidencia,  así que nuestro General fue Vicepresidente Encargado de la Presidencia primero de Cundinamarca y luego de La Gran Colombia,  en marzo de 1832 fue elegido presidente de la República de la Nueva Granada. En todo este  tiempo como mandatario,  necesitó de sus mayores esfuerzos para sembrar el concepto de República, implementar la civilidad, la democracia, el respeto a los deberes y a los derechos, y hacer cumplir por sobre todo,   no sin numerosos tropiezos y sinsabores,  las leyes que perfilaron la Institucionalidad de la Nación y por las que se le conoce como "El constructor de la República": Frases del General:
"Colombianos las armas os han dado la independencia, pero sólo las leyes os darán la Libertad!".
"La espada de los libertadores, de ahora en adelante, estará sometida a las Leyes de la República!".
 "Yo he sido patriota y he servido por más de veinte  años continuos por el establecimiento de un régimen legal bajo las formas republicanas!"
"No hay hombre ninguno necesario, y todos somos más o menos útiles, según determinadas circunstancias!" 

El General Francisco de Paula Santander y Omaña, falleció el 6 de Mayo de 1840 en la ciudad de Santafé de Bogotá.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bienvenido, sus aportes son importantes!.